Aislamiento térmico de tuberías

PROLYMER Metal es un recubrimiento aislamiento térmico líquido a base de agua diseñado para el aislamiento  de superficies metálicas. PROLYMER Metal no contiene disolventes orgánicos, compuestos volátiles, es un material seguro y no tóxico aplicable tanto fuera como dentro de los locales privados e industriales. El recubrimiento aislante es permeable al vapor, de gran adherencia a los metales, resistente a la intemperie y la radiación ultravioleta; proporciona protección contra quemaduras si por accidente se entra en contacto con  superficies metálicas a altas temperaturas.

Posibles usos:

  • Tuberías de agua y suministro de calefacción (agua caliente y fría).
  • Tuberías de vapor.
  • Tuberías de condensado.
  • Tuberías industriales (ductos de petróleo y gas, etc.).

Las tuberías son una parte integral del proceso industrial y se utilizan para el transporte de diversas sustancias, tanto líquidos como gaseosos y también se utilizan para conectar fases y elementos importantes en sistemas de tuberías y componentes de equipos.

Una vida confortable necesita combustible: para calentar la zona de estar en invierno y para suministrar agua caliente durante todo el año.

Ambas tuberías, industriales y domésticas, requieren un cuidado especial para mejorar sus funciones tecnológicas: por ejemplo, para protegerlos del calentamiento o de la congelación excesiva.

Un aislamiento de tuberías eficaz ayuda a resolver las siguientes tareas:

  • Proporcionar procedimientos térmicos continuos y estables, prevención contra los gradientes de temperatura.
  • Conservación de la temperatura del líquido canalizado mediante la reducción del intercambio de calor.
  • Aumentar la eficiencia energética, reduciendo la pérdida de calor.
  • Reducción de la emisión СО₂.
  • Proporcionar la seguridad de uso: protección contra las quemaduras por contacto con superficies calientes.
  • Prevención de la formación y  protección del metal contra la corrosión por condensación.
  • Aislamiento de ruido, ya que el ruido puede resultar de la circulación de flujo de sustancias dentro de las tuberías.
  • Protección contra la luz solar directa y el calentamiento excesivo.
  • Protección contra las bajas temperaturas.
  • Aumento de la vida útil de las instalaciones y reducción de los costes de mantenimiento y reparación.
  • Facilita las labores de inspección de las instalaciones y prevenir daños mayores.


Los requisitos de aislamiento térmico en tuberías más altos, son ideales para su uso en un amplio rango de temperaturas: por ejemplo, en las centrales eléctricas.

Cuando se utiliza un aislamiento térmico adicional, el desmontaje de las tuberías es costoso, en PROLYMER no es necesario. Debido a su textura y propiedades innovadoras PROLYMER® se puede aplicar fácilmente a la superficie de los tubos situados cerca de las paredes, así como a las áreas difíciles de alcanzar, después de la aplicación se crea una superficie suave y uniforme.

 

Enfoque individual.

Los consultores de PROLYMER están listos para ofrecer ayuda en la elección del recubrimiento aislante térmico   dependiendo de las propiedades y características de las tuberías .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *