Revestimientos de aislamiento térmico para paredes, pisos y techos

Posibles Usos: tabiques, suelos, techos de edificios viviendas, instalaciones de producción, instalaciones industriales, almacenes, etc.

En algunos casos, el aislamiento térmico de las paredes frontales externas es difícil de realizar. Sin embargo, por regla general, las mayores pérdidas de calor ocurren debido a un aislamiento insuficiente de las paredes, especialmente si el edificio pertenece a viviendas antiguas.

El aislamiento térmico de las paredes de separación es necesario para evitar la pérdida de calor en invierno y la pérdida de frescor en verano (aumento de la temperatura por el calor exterior), apoyar unas condiciones interiores confortables, proteger el edificio del gradiente de temperatura y humedad excesiva resultante de “puentes térmicos” y condensación.

El aislamiento térmico también es necesario cuando algunas habitaciones en un edificio se calientan o hay espacios para fines especiales tales como un sótano, un almacén o un garaje que mantiene la temperatura específica diferente de la temperatura ambiente para fines de almacenamiento o de depósito eficaz.

Un aislamiento  térmico efectivo de paredes, suelos y techos, ayuda con las siguientes tareas:

  • Reducción de las pérdidas de calor y los gastos por calefacción en invierno y aire acondicionado en verano.
  • Prevención ante  gradientes de temperatura y de condensación.
  • Mantener un ambiente favorable dentro del edificio mediante la preservación de la temperatura.
  • Prevención de la radiación de calor y la protección del medio ambiente.
  • Protección contra el sobrecalentamiento bajo la exposición a altas temperaturas y la luz solar directa.
  • Protección contra la exposición de congelación y de baja temperatura.
  • Conservación de energía térmica con el sistema de “piso caliente”.
  • Separación de habitaciones con calefacción y sin calefacción para la conservación de la energía.
  • Sellar las juntas para evitar la pérdida de calor, la penetración de suciedad, el polvo, la precipitación y posterior deterioro.
  • Protección contra incendios.
  • Protección contra microfisuras y la destrucción, extensión la vida útil.
  • Aislamiento acústico e impermeabilización.


PROLYMER ®, cumple con los requisitos más altos posibles para aislamiento de paredes, suelos y techos y evita perder espacio útil. Debido a sus propiedades de textura y de innovación, PROLYMER ® se puede aplicar fácilmente en superficies de paredes, techos, suelos, incluso las zonas de difícil alcance, creando una superficie suave y uniforme, agradable a la vista. La capa de acabado PROLYMER  puede ser pintada en cualquier color.

Enfoque individual

Para el aislamiento de las paredes, del suelo y del techo se recomienda usar los productos recomendados por el aplicador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *